Asocia-T Elx

Inicio » Culturales » El séptimo arte echa raíces en Elche

El séptimo arte echa raíces en Elche

La asociación Mala Barraca fomenta entre los jóvenes ilicitanos la faceta de actor y director de cine

La afición al cine se expande en Elche. En estos últimos años se ha despertado un interés dormido en gran parte de la sociedad ilicitana por ver y realizar un cine autóctono después de que el director Paco Soto abriera la veda con su cortometraje llamado ‘Tonico el Munsipal‘, basado y rodado en la ciudad ilicitana. Además, la asociación Mala Barraca lleva impulsando este hobbie por el séptimo arte desde el 2002, ya que incentiva a los jóvenes ilicitanos con el desarrollo de múltiples actividades que despierta su pasión por este micromundo.

De la pasión por el cine cine vio la luz la asociación Mala Barraca, ya que un grupo de jóvenes que compartían sus gustos por la gran pantalla decidieron poner en práctica sus hobbies. Entre las actividades más destacadas de este colectivo se encuentra la de realización de cortometrajes, pero también organizan proyecciones, acciones de calle como la proyección de videoarte itinerante o el evento de mayor tirada, la Lan Party, una convivencia de 72 horas ininterrumpidas de Internet al más puro estilo Campus Party. “Mala Barraca surge de una anterior asociación de cine, la primera en la ciudad, Imágenes y Musas, que pasó a llamarse Asociación de Ideas cuando algunos de sus antiguos componentes montamos Mala Barraca, con la intención de ampliar la actividad a otras propuestas culturales y no solo centrarnos en el cine o la literatura”, asevera Jaume Quiles, máximo responsable de la agrupación ilicitana.

Mala Barraca ya ha realizado más de una docena de proyectos en forma de ‘cortos’ como Medio Cero 1, 2, 3 y duets, Norma 321, La molinera, Tirant per Tirant, Lost in Space o Calabazas, cortometraje con el que ganaron la pasada edición de la Mostra de Cinema Jove d’Elx. En este sentido, Quiles comenta que parte siempre intentan “echar una mano” a proyectos concretos de otros realizadores de la ciudad ya sea con material técnico o humano. “En Elche existe una fuerte cultura cinéfila y desde dos puntos, la del espectador, ya que solo hay que ver la cantidad de público que acude al Festival de Cine de Elche, y por otro lado la de realizadores ilicitanos. Aunque a nivel de calle solo oigamos hablar de tres o cuatro, la ciudad cuenta con más de una treintena de directores que ruedan cortometrajes”, explica Quiles, presidente de la entidad.

La relación de la ciudad de Elche con el séptimo arte viene de lejos pero fue de un tiempo a esta parte cuando comenzó a florecer. Pese a que son muchos los cortometrajes y películas las que se han rodado en la ciudad ilicitana fue el corto del director Paco Soto llamado ‘Tonico el Munsipal’ quien más llamó la atención a la sociedad local por su peculiar tono humorístico. Este germen ha comenzado a expandirse y ya son muchos los cortometrajes que se han ambientado y desarrollado con la ciudad de Elche como localización. Ahora, está en marcha una película dirigida por Soto en la que se desarrolla en la ciudad ilicitana y tiene a su busto más universal como protagonista. Este filme se trata de ‘Operasiones Espesiales‘, que sigue la línea humorística de ‘Tonico el Munisipal’ y que muy pronto verá la luz.

Uno de los actores protagonistas en estas dos producciones es Germán Hurtado, que asegura que la localidad ilicitana está experimentado un “crecimiento cultural impresionante”, ya que actualmente existe un gran elenco de actores que han salido de esta ciudad y que están en la cresta de la ola en el panorama nacional como las actrices Cristina Alcázar, Carolina Cerezuela, Elisa Lledó o Diana Palazón, entre otros. “Tras darme a conocer con el papel de ‘Pepe el Ofisial’ me surgieron varios proyectos como los cortometrajes ‘En aquel lugar y en aquel momento’, del director Enrique Vasalo, ‘Carta a Mama’ también de Paco Soto o ‘Aunque todo vaya mal’ de la directora Cristina Alcázar, todos ellos ambientados en esta ciudad”, cometa Hurtado.

En el proyecto de ‘Operasiones Espesiales‘ también está involucrada una de las actrices estrella de la localidad como Cristina Alcázar, que se enfunda en el papel de alcaldesa de Elche. “Me parece que es el momento de hacer estos proyectos porque en tiempos de crisis la creatividad y las nuevas fórmulas resurgen con mucha fuerza y qué mejor que contar con actores de la tierra y hacer un producto local”, dice la actriz ilicitana. En este sentido, Alcázar comenta que la inquietud por hacer cine en Elche empezó hace “unos pocos años atrás” pero considera que es un lugar “perfecto para arrancar grandes proyectos, dado que es una ciudad “próspera que dará muco de que hablar”.

Cristina Alcázar también se vistió de directora y realizó el cortometraje musical ‘Aunque todo vaya mal’, rodado y ambientado en Elche, y está embarcada en un nuevo proyecto en el que contará con personas con discapacidad intelectual. “Será algo diferente a mi primer trabajo, aunque conservo la parte musical. Será un documental en el que hablaré del proceso de creación de un musical realizado por actores profesionales y personas discapacitadas”, comenta. La actriz ilicitana, que fue elegida madrina de la asociación Adipsi, ha escogido Elche para el rodaje porque le abrieron “muchas puertas” y se involucraron con ella, por lo que da las gracias al Ayuntamiento y a los ilicitanos, ya que su intención es “mostrar la ciudad” que le empujó hacia la fama.

El actor Germán Hurtado en el rodaje de la película 'Operasiones Espesiales' de Paco Soto | GH

El actor Germán Hurtado en el rodaje de la película ‘Operasiones Espesiales’ de Paco Soto | GH

Formas de financiación

Con la llegada de la crisis los cineastas han tenido que agudizar el ingenio para poder sacar adelante sus proyectos. Jaume Quiles, de Mala Barraca, argumenta que para la realización de cortometrajes no es necesario un “presupuesto elevado”, ya que el objetivo es “contar una buena historia” por lo que la gracia de este formato reside en la “imaginación para trasladar el guión a imágenes simplemente con los recursos que dispones a tu alcance”. Pero ha sido mediante el crowdfunding el que se ha erigido como el salvavidas a los que muchos productores y directores se han aferrado para que sus obras puedan ver la luz. Consiste en que cualquier persona que lo desee se puede poner en la piel de productor y aportar una cantidad de dinero, normalmente pequeña, para que todo el que lo desee pueda formar parte del proyecto. “Pronto saldrá a la luz ‘Operasiones Espesiales’ gracias al crowdfunding con las donaciones de empresas, microproductores y productores. Nos hubiese gustado que se hubiera financiado con subvenciones del Estado, Ayuntamiento o Ministerio de Cultura pero no ha sido así”, comenta el actor Germán Hurtado.

Pero el crowdfunding no es la única vía de escape para las pequeñas producciones, ya que existen más alternativas a los que los directores se acogen como por ejemplo, la actriz y directora ilicitana, Cristina Alcázar acabó de conseguir la financiación para su nuevo cortometraje documental gracias a la plataforma Verkami, que está basada en el crowdfunding. “También existen ayudas como las que ofrece Canal+ a la realización de cortometrajes. Otra de las opciones es el trueque, por ejemplo, en mi último corto, el pub Subway, nos obsequio con bebidas para el rodaje a cambio de que presentemos allí el corto”, argumenta Jaume Quiles, que considera que con la “democratización del cine cualquiera tiene acceso a una cámara decente” suficiente para rodar un pequeño cortometraje.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Twitter

A %d blogueros les gusta esto: